Solomillo de cerdo rustido

marzo 22, 2011 por Ana - 49 comentarios
En otras ocasiones ya he comentado lo bien que cocina mi madre. Cuando me independicé hará ya unos años, le pedí algunas recetas, pero lo que más me gusta es llamarla por teléfono sobre la marcha para que me las explique o recuerde!
Pedirle una receta a mi madre, como habéis comentado muchas en alguna ocasión con las vuestras, se convierte en una sucesión de un "pues un poco de...", seguido de un "vale mamá, pero exactamente qué es un poco de...?", seguido de un "ay! es que yo lo hago a ojo". Claro que, ¡ojalá tuviera yo su ojo!

Si tuviera que escoger mis platos preferidos, entre los tantísimos que me gustan que cocina, creo que me quedaría con sus arroces, sobre todo el de verduras, y con sus rustidos.

Este solomillo rustido es una de esas recientes recetas-recordatorio vía telefónica acompañadas con algún consejo que otro de madre para no fallar.

Os dejo ingredientes y preparación para 2 personas, y ya sabéis, son a ojo 😉


solomillo de cerdo rustido
 

.ingredientes.
1 solomillo de cerdo pequeño a trozos grandes
4 dientes de ajo sin pelar
1 cebolla mediana pelada y a trozos
1 tomate rojo maduro a trozos
1 hoja de laurel
1 ramita de tomillo o romero o un bouquet de hierbas aromáticas
canela en rama
1/2 vasito de vino blanco
1/4 vasito de coñac
 8 ciruelas con hueso
aceite de oliva
sal y pimienta

.poner las ciruelas a remojar en el coñac. En una sartén o en una cazuela de barro amplia dorar los trozos de solomillo en un poco de aceite, justo para sellarlo. Añadir los ajos, la cebolla, el tomate, la hoja de laurel, la ramita de tomillo o romero, la canela en rama y el vino blanco. Salpimentar.

.cocer a fuego medio-bajo unos 30 min. aprox. o hasta que la carne esté tierna (dependerá del grosor del solomillo). Remover de vez en cuando, dándole la vuelta a la carne. Una vez está listo, agregar el coñac junto con las ciruelas y proseguir la cocción unos 10 min. más. Corregir la sazón. Servir acompañado de patatas fritas o arroz blanco cocido.

♥ para comprobar si la carne está en su punto, pincharemos con un palillo, si éste se clava con facilidad, ya la tenemos lista.

♥ si vemos que el rustido se está quedando con poca salsa, añadimos un poco de agua o caldo de carne si preferís, poco a poco.

♥ podemos sustituir las ciruelas por manzana a gajos o trozos. La añadiremos antes que el coñac. También podemos añadir piñones al rustido y toda la fruta seca que queramos a nuestro gusto: pasas, dátiles, orejones...

♥ se recomienda encarecidamente hacer el rustido con unas horas de antelación o incluso el día anterior.