Los mejillones de “la Beatriu”

julio 21, 2014 por Ana - 2 comentarios

mejillones_lovefood

LOS MEJILLONES DEL DELTA DE L'EBRE

Vale sí, lo confieso, empecé a comer mejillones el año pasado y fue precisamente en una escapada al Delta de l'Ebre dónde empecé a aficionarme (creo que no hay mejor sitio dónde hacerlo!)

Los mejillones del Delta de l'Ebre son uno de los productos más apreciados de la zona. La poca profundidad de las aguas, las buenas temperaturas y los abundantes nutrientes convierten este espacio natural en un lugar ideal para su cultivo.  Pertenecen a la especie Mytilus galloprovincialis, de carne firme y exquisita

Precisamente junio y julio son los meses donde estos mejillones alcanzan su tamaño óptimo así que vamos con la receta!

 LOS MEJILLONES DE "LA BEATRIU"

Y quién es Betariu os preguntaréis? Beatriu era la responsable y cocinera de un pequeño restaurante situado en el casco antiguo de Montgat, llamado El Mirall. Uno de los platos que ofrecía en su carta eran estos mejillones acompañados por una salsita espesa con una base de ajo y perejil, pan rallado y vinagre.

Beatriu dejó hace años el restaurante, ahora el responsable es Sebastià Solà, pero en casa los seguimos preparando, sobre todo mi madre que fue a quién le dió la receta.

Os dejo con la receta. Si sois aficionad@s al vinagre como yo, no dejéis de probarlos!

mejillones_lovefood

INGREDIENTES PARA LOS MEJILLONES
1 k de mejillones de roca
2 dientes de ajos medianos
2 ramitas de perejil más un poco para decorar
1 cucharadita de pimentón dulce o picante
1 cucharada de pan rallado
3/4 de un vaso de vino de vinagre
3/4 de un vaso de vino de aceite
sal

1.Limpiar bien los mejillones retirando las barbas. Introducirlos en una olla, taparlos y dejar que se abran. En un mortero, hacer una picada con los dientes de ajo y el perejil.

2. Calentar el aceite en una sartén y echar la picada, sofreír un poco. Añadir el pimentón, removiendo bien para evitar que se queme. Si es necesario hacerlo apartando la sartén del fuego. Agregar el pan rallado y el vinagre. Remover bien todo y dejar que haga un chup chup para que la salsa reduzca y coja un poco de cuerpo. Corregir la sazón.

3. Servir los mejillones en una bandeja y naparlos con la salsa. Espolvorear con un poco de perejil. Se pueden comer calientes o fríos, están igual de deliciosos.