Cupcakes de pascua, con crema de fresa y bombones de chocolate blanco

Abril 17, 2011 por Ana - 46 comentarios

El próximo día 24 comienza la Pascua, que abarca las semanas desde el Domingo de Pascua hasta el domingo de Pentecostés.


Un símbolo muy común para estos días, junto con los pollitos y los huevos, es el famoso conejo de Pascua. Sus orígenes los encontramos en las culturas germánicas y anglo-sajonas pre-cristianas, que rendían culto a la divinidad Ostara, a la que representaban con forma de liebre o conejo. El mes de abril, era el que le dedicaban honrándola como diosa de la luz y de la primavera. La Iglesia cristiana, eligió dicha festividad para celebrar la Resurrección de Cristo, queriendo poner así fin a los cultos paganos.

Una leyenda cuenta el orígen del conejo de pascua, desde un punto de vista cristiano. Cuentan que un conejo quedó encerrado junto a Jesús en el sepulcro y presenció su resurrección. Al salir, quiso Cuando salió de la comunicar a todos la buena nueva regalando huevos pintados. Desde entonces, el conejo sale cada Domingo de Pascua a dejar huevos de colores en todas las casas para recordarle al mundo que Jesús resucitó y hay que vivir alegres.


cupcakes
 

Este año, además de la tradicional mona de pascua, he querido rendir también homenaje al conejo de pascua con estos cupcakes de mascarpone y fresa con bombones de chocolate blanco.
 
¡Son los primeros cupcakes y los primeros bombones que hago! Para hacer los conejitos he utilizado el molde "easter" de silicona para bombones de Silikomart. Es la primera vez que hago bombones y aunque me daba un poco de respeto, me ha sorprendido lo práctico que resulta el molde y sobretodo el magnífico resultado a la hora del desmoldado.

Os dejo ingredientes y preparación para 8 cupcakes. Con el molde Silikomart os saldrán 4 conejitos, podéis volver a hacer bombones o decorar los 4 restantes con los huevos o los pollitos.


molde silikomart
 

.ingredientes.
250 gr. de perlitas de chocolate blanco
4 huevos
2 cucharaditas de esencia de vainilla
125 gr. de azúcar
125 gr. de harina
1 cucharadita de levadura (tipo royal)
6 fresones
250 gr. de queso mascarpone
120 ml. de nata líquida
2 cucharadas de azúcar glas
3 hojas de gelatina
colorante rojo alimentario

.deshacer las perlitas de chocolate blanco al baño maría. Rellenar de chocolate cada cavidad del molde para bombones. Cubrir con papel film transparente y reservar hasta que el chocolate solidifique.

.precalentar el horno a 180º, calor arriba-abajo y ventilador, y colocar una cápsula para magdalenas en cada cavidad de un molde para muffins.

.batir los huevos y el azúcar, con la ayuda de unas varillas eléctricas, hasta obtener una mezcla blanquecina (veréis que la mezcla aumenta su volumen). Agregar la esencia de vainilla y mezclar bien. Tamizar la harina junto con la levadura y añadirla a la masa, removiendo cuidadosamente con la ayuda de unas varillas (este proceso lo haremos de forma manual).

.verter la masa en cada cápsula llenándolas hasta sus 3/4 de capacidad. Introducir el molde en el horno y bajarlo a 160º. Hornear unos 20 min. aprox. o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio. Dejar enfriar sobre una rejilla.

.en un cuenco pequeño, poner en remojo la gelatina en agua fría unos 5 min. Calentar la nata en un cazo pequeño, retirar del fuego y diluir en ella la gelatina. Añadir el mascarpone y el azúcar glas. Batir. Triturar los fresones e incorporarlos al queso junto con 4 gotas de colorante. Mezclar bien y dejar enfriar en la nevera (como mínimo 1 hora).

.rellenar una manga pastelera con boquilla rizada con la crema de fresa. Realizar una incisión en forma de cruz en la superficie de cada magdalena (ojo no llegar hasta el fondo) y rellenar con un poco de crema de fresa.

.decorar cada magdalena, al gusto de cada uno, con la crema de fresa y con la ayuda de una manga pastelera. Colocar un bombón en forma de conejo sobre cada una y servir.
 
♥ información sobre el conejo de pascua de Magiciencia